UN LUGAR LLENO DE VIDA


En esta casa, mi familia y yo hemos disfrutado de momentos maravillosos, despertándonos con los pájaros, leyendo, cocinando en su preciosa cocina de leña, en la terraza al anochecer, viendo lluvias de estrellas... Ni el ruido ni las luces de pueblos cercanos llegan a la casita. Un paraíso de bienestar ...

Por las mañanas hacemos alguna de las muchas excursiones caminando o en bicicleta, bañándonos en rios en verano, disfrutando de la nieve en invierno o esquiando en la estación de Cerler a 55 km de la casa. Muchas tardes de verano acabamos en la piscina municipal de Tierrantona, siempre con niños jugando y en la que nos encontramos con gente encantadora.
Rebaño  de ovejas visto desde la borda.

Paseo con raquetas en invierno

Hciendo manualidades
Copa de vino de Somontano al atardecer

Piscina municipal de Tierrantona.

Tras un paseo en bici a Troncedo
Monasterio budista de Panillo

Monasterio budista de Panillo

Monasterio budista de Panillo

Centro medieval de Ainsa
Centro medieval de Ainsa

Centro medieval de Ainsa


Terraza

Terraza

Entrada

Milanas reales.

Más estrellas que en ningún otro sitio.